Logramos que el Gobierno atendiera nuestro reclamo por el alto precio de los agroinsumos

Tras nuestras reiteradas denuncias desde que llegamos a la Cámara de Representantes, en las que evidenciamos el alto costo de los agroinsumos en el país, especialmente en el Huila, el Ministerio de Agricultura presentó una iniciativa para busca crear una política de estabilización de los precios de los insumos agrícolas.

Han sido varias las instancias y mecanismos en las que hemos denunciado la grave situación que viven los caficultores y campesinos en nuestro país, en especial, el ‘calvario’ que tienen que padecer los productores del campo cuando van a comprar los insumos agrícolas.

Así ha sido nuestra gestión por los caficultores:

  • En el 2018, realizamos un debate de control político en la plenaria de la Cámara de Representantes donde expusimos la difícil situación que vivía el sector cafetero en el momento e insistimos en la necesidad de crear el Fondo de Estabilización del Precio del Café, que hoy ya es una realidad (Ver debate).
  • Dentro del marco de las manifestaciones sociales, alzamos la voz por los miles de campesinos que aclamaban una regulación en el precio de los agroinsumos. Fuimos enfáticos en que el Gobierno podía ser ajeno a las peticiones de los campesinos (Ver intervención).
  • Luego de la pandemia del Covid-19, el precio de los agroinsumos subió en un 40% . La úrea, el Fosfato di Amónico, que son los más utilizados para la cosecha de diferentes productos, tuvieron un incremento considerable que, hasta el día de hoy, no han podido volver a su precio original. Por eso, en mayo del presente año, radicamos un derecho de petición, con el fin de solicitar que se estableciera una política de Estado para el control de los precios de los agroinsumos y que además estableciera un subsidio especial para los principales insumos agropecuarios (Ver derecho de petición).
  • En septiembre del presente año, presentamos una constancia en Plenaria de la Cámara de Representantes, en la cual visibilizamos el espejismo de los buenos precios del café. Si bien, la cosecha cafetera está en un buen momento por el incremento en el precio del dólar, las ganancias que obtienen los pequeños productores las pierden al momento de comprar los agroinsumos, pues estos productos también dependen del valor del dólar (Ver constancia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *